martes, 24 de febrero de 2009

Mala praxis en Turismo

Hace pocos días tuve una reunión informal muy enriquecedora desde el punto de vista personal.
Estábamos sentados varios hoteleros junto a varios agentes de viajes offline en el marco de un encuentro profesional.

Los bandos eran opuestos en cuanto a estrategías de precios y distribución. Los agentes acusaban a los hoteleros de la falta de transparencia en la gestión de precios y la desventja que suponía el disponer o no disponer del inventario total (no en número de habitaciones pero si en los tipos de habitación así como las promociones y ofertas).
Por el bando hotelero, se acusaba a los intermediarios de no controlar bien su distribución y de no tener las herramientas tecnológicas que a la distancia de un solo click puedes crear y fulminar promociones y ofertas concretas entendiendo éstas como operaciones puntuales por lo que deben ser cargadas y puestas a la venta con solo pulsar uno o dos clicks.
No acercábamos posiciones. Al contrario, el ambiente se enrarecía a cada minuto que pasaba con reporches e inchorencias diarías de un y del otro lado. Y así terminó el encuentro-reunión. Posiciones distintas dentro de una misma cadena de producción.
Lo que escribiré ahora, soy consciente que es una utopía pero estamos en un período de crisis nunca vivido. A pesar de la mejora algunos datos macroeconómicos y algunos indicadores USA las últimas semanas, las noticias nos siguen inundando con malas noticias y un largo tunel que recorrer aún para superar este mal momento.
Y aquí está la utopía:
Delante este panorama, los partners (en este caso hoteleros & agentes de viajes) deberían estar más unidos que nunca y encauzar alianzas que nos lleven a sobrevivir lo mejor posible este dichoso período en el que nos encontramos.
Entre las medidas que deberían fortalecer las relaciones entre ambos sectores:
Por parte de los hoteleros:
* Igualdad de condiciones e inventario
* Premiar la antelación en la reserva
* Ajustar precios sin caer en ofertas de derribo
* Flexibilizar las condiciones en promociones y ofertas
* Lanzar promociones y ofertas más agresivas aplicando alguna restricción sin ser draconianas
* Entender la coyuntura del momento y olvidar las suculentos márgenes sastisfechos los últimos años.
* Satisfaciendo las expectativas de los clientes
* Mantener la coherencia en el lanzamiento de ofertas (medida para salvaguardar la imagen del branding)
Por parte de los agentes:
* Garantizar la correcta distribución del producto
* Garantizar la correcta aplicación de impuestos
* Ser coherente con las comisiones a terceras partes
* Reducir comisiones y márgenes sobre las promociones y ofertas (entendidas éstas como operaciones puntuales como son los acuerdos negociados con empresas y que posteriormente ceden la operativa a sus agencias de viajes)
* Garantizar el pago según los acuerdos o contratos firmados
* Entender la coyuntura del momento y contribuir a la cadena de producción con la atención y asistencia, en definitiva, aportando valor al cliente.
* Promover y difundir el valor de la cadena de la producción y no centrarse en la promoción de determinados proveedores únicamente por precio o por márgenes.
Estas medidas serían las mínimas para intentar andar de la mano y salvar los muebles conjuntamente.
Alguien cree que conseguiríamos establecer un acuerdo marco??? YO NO.
Los agentes porque consideran que los margenes de la hostelería han dado excelentes rendimientos mientras que los suyos solo aportan pingües beneficios. Los hoteleros porque ellos son los propietarios y porque cada uno en su casa hace lo que quiere. Los agentes porque consideran que esta era de las nuevas tecnologías ha puesto con calzador en el mercado a intrusos (hablo de las punto com cuando no son ni más ni menos que sus competidores y los que han abierto las dudas y brechas negativas en la operativa offline). Es decir, siempre estaremos como el perro y el gato o peor aún como el "y tu más" que conocemos de sobras en el terreno político de nuestro pais.
Lo que está claro es que nuestros líderes institucionales no cumplen sus compromisos (a veces no cumplen ni con la mínima exigencia de aplicar el sentido común) y da la sensación que el sector está solo y no podemos acudir al Gobierno para que inyecte capital en las compañías que están sufriendo este maldito período.
Y mientras tanto como diría mi amigo Joan Gou, y el cliente que piensa??
ADVERTENCIA: DEBO ACLARAR QUE EN EL FORO ESPONTANEO TAMBIEN HABIA ALGUN AGENTE PUNTO COM QUE SE LO PASÓ TETA